La sanjuanina supero en fallo dividido a Carolina Duer , a los 34 aos y en su primera chance mundialista consiguio el titulo sin dejar dudas.

Historico triunfo de Cecilia Roman frente a la campeona del mundo de la FIB Carolina Duer.

María Cecilia Román sorprendió como visitante a la campeona y le quitó el título Gallo de la Federación Internacional de Boxeo. Cecilia Roman ganó la pelea en San Isidro, provincia de Buenos Aires, y levantó el cinturón en el duelo entre argentinas.

Román (10-4-1) ganó la pelea con un fallo dividido. Las tarjetas que la favorecieron vieron un triunfo de 96-94 y 95-94. La polémica tarjeta que vio el triunfo de Duer (19-4-1) fue de 96-94.

La sanjuanina mostró sus dotes y su valentía desde el inicio del combate. Se paró en el centro del ring y fue buscar el triunfo con su derecha que hizo mella en el ojo de la "Barbie de Acero". Cecilia sólo tuvo un bajón promediando la pelea, pero logró recuperarse en el cierre.

Román fue mejor en los últimos tres asaltos y fue clave para arrebatarle la corona a la bonaerense. La sanjuanina festejó y hasta logró ganarse los aplausos de un público que fue a ver a Duer y terminó sorprendido con la retadora.

María Cecilia Román se convirtió en la segunda boxeadora sanjuanina que consigue ser campeona del mundo. Se unió a Leonela Yúdica que es campeona vigente de la categoría Mosca de la FIB y que prepara su quinta defensa.              El triunfo de la sanjuanina fue ajustada pero legítima frente a la experimentada porteña Duer (53,200), que resignó la corona a los 39 años, a Duer,  le costó encontrar la medida para conectar golpes claros dado que la sanjuanina no le dio blancos fijos. Al promediar el pleito, Duer fue ganando confianza y mejoró su accionar pero no pudo sacar una ventaja que le permitiera trabajar con mayor tranquilidad y además se le complicó la pelea cuando en el séptimo capítulo, tras un choque involuntario de cabezas, sufrió un corte profundo en el arco superciliar izquierdo. Este episodio adverso la condicionó a Duer, dado que emanaba bastante sangre de la herida lo cual hizo que el árbitro Gustavo Tomas solicitara la intervención del médico de turno en el octavo y noveno asalto. Los últimos rounds fueron dramáticos. Como una leona herida, Duer se jugó en los cruces y puso en apuros en varios pasajes a la sanjuanina, que controló los embates con mayor resto físico.  "Yo sabía que tenía que ser la dueña de la noche, sino no iba a ser mía", dijo Román después de la pelea. "Al notar que mis manos la movían y le llegaban, eso me dio más confianza" sostuvo la actual dueña del título Gallo. Por su parte Duer, en redes sociales critico los fallos y el accionar del árbitro que según manifiesta la perjudico en su pelea…